Consejos útiles

No todas las madres pueden permanecer en casa durante un periodo largo. Pero incluso si tienes que volver al trabajo muy pronto tras el parto puedes dar el pecho a tu bebé.

Con cierta planificación por anticipado, es posible combinar con éxito el trabajo y la lactancia.

  • Intenta permanecer en casa todo lo posible. Si retrasas la vuelta al trabajo fuera de casa hasta que la lactancia esté bien establecida (normalmente después de cuatro a seis semanas) aumentará la posibilidad de una lactancia satisfactoria.
  • Aproximadamente dos semanas antes de volver al trabajo, es útil aprender a extraer la leche y saber cómo conservarla. Pregunta al especialista en lactancia acerca de la extracción correcta y eficaz de la leche. Empieza a almacenar la leche materna extraída. Te sentirás mejor si tienes algo de leche almacenada cuando comiences a trabajar.
  • Busca momentos para extraer y almacenar la leche en tu lugar de trabajo.
  • Elige una niñera o cuidadora que apoye tu deseo de dar al bebé leche materna y deja tiempo suficiente para que el bebé se acostumbre a la niñera.
  • Deja que alguna otra persona le dé el biberón a tu hijo o intente métodos alternativos de alimentar a tu bebé mientras estás fuera.
  • Utiliza un biberón Calma al alimentarlo para que el bebé mantenga el comportamiento de succión aprendido al pecho.
  • Busca ropa que facilite la lactancia o la extracción.
  • Intenta organizar el trabajo a tiempo parcial o con un horario flexible.
  • PRODUCTOS ÚTILES

    MÁS INFORMACIÓN

    © 2018 Hallmark S.A. - Medela Perú | Todos los derechos reservados.